Malos hábitos financieros para tu relación de pareja

Pareja revisando facturasNo permitas que el vil metal estropee tu relación de pareja. Aleja la desconfianza y los malos hábitos financieros y llegarás acompañado al próximo San Valentín. En este artículo, Sucredito, la empresa líder en créditos al instante te da algunos consejos para que el dinero no sea obstáculo en la convivencia.

Poseer dinero suficiente otorga seguridad y confianza y ayuda a cimentar las bases de una relación duradera, el problema es que cuando esta estabilidad se tambalea en época de vacas flacas pueden empezar a generarse los conflictos.

  1. Emplear el dinero como argumento en una conversación, dejando patente el miembro de la pareja que más aporta a la economía familiar es motivo de discusión segura. Nunca, bajo ninguna circunstancia individualices los ingresos si quieres tener la fiesta en paz.
  2. Esconder dinero. Aunque suene algo pueril, mantener oculto dinero a la pareja es más habitual de lo que pueda parecer. Por lo general, detrás de este hecho se ocultan problemas más graves y las verdaderas razones de la crisis de pareja. Si te toca algún premio de lotería o consigues un ingreso extraordinario, comunícalo y disfrútalo en pareja.
  3. Vinculado con lo anterior están los gastos ocultos y compulsivos, especialmente los vinculados a los apuestas. El juego es el principal mal hábito que afecta a la economía doméstica (además del consumo desaforado). La accesibilidad del juego online y su crecimiento ha llevado a un siguiente nivel los problemas derivados de gastar parte de los ingresos en apostar, ya sea al póker o los juegos deportivos.
  4. Cuotas o facturas impagadas. De nada te servirá ocultar a tu pareja que tienes facturas sin abonar o letras pendientes de pago. Ser irresponsable en el pago de tus obligaciones crediticias acabará con tu solvencia financiera y, si encima lo ocultas, con tu relación. Es fundamental compartir esta información y, juntos, buscar soluciones para estar al corriente de las deudas contraídas.
  5. Ser un manirroto de las finanzas personales no es atractivo. No ganarás más puntos en tu relación por demostrar que eres un genio del ahorro y de la gestión de presupuesto personales, pero ser cabal en tus finanzas y en la gestión de la balanza doméstica entre ingresos y gastos demostrará que eres una persona responsable y de confianza.

Si sigues esto cinco puntos conseguirás que la economía no sea un factor que estropee tu relación. El dinero no es lo importante para la vida en pareja, pero sí lo es demostrar responsabilidad en su gestión.

Resumen
Título del artículo
Malos hábitos económicos que puede acabar con tu relación
Autor
Descripción
Si sigues estos simples consejos basados en la confianza y la responsabilidad conseguirás que la economía doméstica no estropee tu relación de pareja.
 
Etiquetado con: ,
Publicado en: Consejos de consumo y ahorro