Créditos para pagar otros créditos

Bolsillos vacíos

Los millones de ciudadanos que se encuentran en una precaria situación económica derivada de deudas crediticias se habrán planteado en alguna ocasión tapar agujeros gracias a la concesión de nuevos préstamos. Pero recurrir a esto debe ser un último recurso, ya que puede provocar que se eternice la deuda.

Muchas personas acaban el mes sin tener la posibilidad de hacer frente a las deudas contraídas con sus bancos. Una idea general e inmediata es solicitar otro crédito para cubrir los gastos, pero aunque los primeros meses se aliviará la situación, finalmente quedará asfixiado por tener abiertos dos o varios créditos.

Aunque las empresas financieras especialistas en préstamos rápidos advierten a sus clientes de que los minicréditos deben ser empleados como medida de urgencia ante problemas puntuales de liquidez, son muchos los que piden un minipréstamo para abonar otro. Hay que tener presente que los honorarios vinculados a este producto son altos y que entrar en esta espiral puede acabar con nuestra solvencia económica.

Alternativas de financiación

Cuando se solicita un minicrédito es porque, por lo general, se han agotado otras opciones que si bien a priori parecen más factibles, terminan por ser más problemáticas.

  • Financiación bancaria.

Acudir al banco de toda la vida a pedir un nuevo crédito o renegociar uno de los que ya se tene aceptado es razonable. Pero dependiendo de nuestro historial creditico y de nuestra situación laboral resulta muy complicado que la negociación llegue a buen puerto. Por ello debemos tener abiertas otras posibilidades.

  • Reunificación de deuda

Un opción muy interesante, pero con una gran contrapartida. Es posible reunificar todas las deudas, incluidas las hipotecarias en un solo crédito que permita cubrir todos los frentes abiertos.  A cambio se alargará el periodo de amortización, con lo que se elevará el nivel de endeudamiento. Una solución provisional que no acabará con nuestros problemas.

  • Anticipo de nómina

Es otra opción para conseguir préstamos urgentes y es la alternativa más clara al minicrédito, ya que permite disponer de liquidez de manera inmediata sin la contrapartida de los intereses. Es posible solicitar uno o varios adelantos de nómina, siempre que se cumplan los requisitos del banco en el que la tengamos ingresada; condiciones que se han endurecido durante los años de crisis financiera. Se dispondrá de la cantidad solicitada al momento sin tener que incrementar el nivel de endeudamiento, ya que estas propuestas de financiación no generan intereses ni comisiones.

Resumen
Título del artículo
Créditos para pagar otros créditos
Autor
Descripción
El minicrédito es una alternativa sencilla de financiación que es empleada en ocasiones para pagar la deuda de otros créditos. Hablamos de las algunas formas de financiación para salir de esta espiral de deudas.
 
Etiquetado con: , , ,
Publicado en: Consejos de financiación